Rogelio Frigerio: “El 2017 va a ser el año de la obra pública en la Argentina”

pic

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró hoy que “este año va a ser el año de la obra pública en el país”, al tiempo que lanzó en la ciudad bonaerense de Mar del Plata un operativo de documentación.

 

Y resaltó los proyectos de infraestructura que está llevando adelante el Gobierno en la Costa.

 

En ese sentido, el referente desarrollista destacó la remodelación del Aeropuerto Internacional Ástor Piazzolla, la construcción de una planta de tratamiento de residuos cloacales, así como también la ejecución de obras de hábitat en barrios vulnerables.

 

“También está en marcha el proyecto del gasoducto para llevar gas a las zonas de la ciudad que no lo tienen. Esta obra permitirá la construcción de viviendas por parte de desarrolladores privados que sin la certeza del gasoducto tenían parados muchos proyectos de inversión. Tenemos muchas obras para embellecer a la ciudad que le van a cambiar la cara a Mar del Plata y el puerto también es muy importante en términos del empleo, que es una obsesión del presidente Mauricio Macri”, agregó.

 

Frigerio encabezó el lanzamiento del Operativo Verano 2017 de documentación en la tradicional ciudad turística bonaerense y allí confirmó que el servicio de tren Buenos Aires-Mar del Plata se reanudará durante “esta temporada”.

 

“Aunque no hay fechas previstas, ya están haciendo pruebas con trenes sin pasajeros y vamos a tener nuevamente el tren a Mar del Plata”, aseguró.

 

Frigerio contará este año con un 52% más de fondos que en 2016.

 

Es una decisión del presidente Mauricio Macri que en el primer trimestre haya un shock de obra pública que impulse la marcha de la economía y le permita al sector de la construcción ganar ritmo para contagiar a otras ramas de la actividad.

 

La construcción de viviendas sociales será uno de los pilares de la economía, según la previsión oficial.

 

Se destinaran $15.766 millones a esa clase de proyectos en todo el año (aproximadamente un 46% más que en 2016), con un nivel parejo de utilización de los recursos para darles ritmo a los resultados.

 

Las dificultades para firmar los certificados de pago son parte de las críticas que se le hicieron al saliente ministro Alfonso Prat Gay. Y una porción del Gobierno también señala al secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín, de no haberle impreso un mayor ritmo de ejecución a su cartera, por lo que dejaría el Gobierno en los próximos días.

 

“Nuestra curva de ejecución fue de menos a más. La idea es tener un uso más lineal este año. Una vez que una obra está en ejecución, hay que mantener el flujo de fondos permanente para que no se pare”, explicó el subsecretario de Vivienda, Iván Kerr.

 

El Ministerio de Interior espera ahora manejarse con la nueva cartera de Hacienda, a cargo de Dujovne, “con una pauta trimestral de crédito, y cumplirla”, aseguró el funcionario.

 

En el primer trimestre se estima inaugurar 5.000 viviendas. Se sumarán otras 20.000 que se mejorarán o se terminarán de edificar.

 

Según la previsión oficial, los nuevos proyectos incorporarán 85.000 empleos en el rubro de la construcción, el sector más castigado en términos laborales por la retracción de la economía en el primer año de Macri en la presidencia.

 

También aumentará la financiación de viviendas a través del plan ProCreAr. Por las dificultades con el traspaso de mando, esa iniciativa se demoró el año pasado y completó 3.000 casas.

 

Pero más de un tercio se entregó en diciembre, algo que, según Kerr, muestra que al final de 2016 entró en ritmo.

 

Hasta marzo de este año deberían entregarse otras 1.500. En otros términos: en tres meses se completará lo que el año pasado llevó más del doble de tiempo.

 

La otra apuesta oficial tiene que ver con el hábitat. Esa subsecretaría está a cargo de Marina Klemensiewicz, que comenzó 2016 con un presupuesto heredado de $690 millones, pero por medio de reasignaciones presupuestarias usó fondos por $4.200 millones, según La Nación. Este año contará con unos $9.000 millones.

 

La funcionaria no descarta que haya un tironeo interno dentro del ministerio para sumarle algunos recursos extras a su subsecretaría, que se dedica a urbanizar asentamientos precarios mediante la instalación de agua, cloacas, iluminación, cordones y caminos, entre otras cosas.

 

Klemensiewicz asegura que este año estarán en marcha al mismo tiempo 532 proyectos, más del doble que los 222 del año pasado.

 

La cartera de Frigerio dispondrá de otros $9.692 millones que utilizará la Secretaría de Recursos Hídricos. El 25% de esos fondos deberían usarse este trimestre.

 

Se le sumarán fondos específicos para programas de obra pública por casi $3.000 millones.

 

 

Fuente: iprofesional
Informa: contadoresrosario.com